miércoles, 20 de agosto de 2014

UNA MADRUGADA EN EL TROKA



Se cuenta que hace algunos años en el Trocadero ocurrió un hecho de espanto. Una puta que tenia su cuarto en el 2do piso en el lado derecho. De tantos polvos que se había dado con sus clientes se habia quedado dormida.


En la madrugada, despierta intempestivamente, asustada por la hora, y ve en su celular que son las 3 a.m.. Abre la puerta y observa que el local estaba cerrado, solo algunas luces muy tenues estaban prendidas. De pronto, por su lado pasa un perro negro enceñandole rabiosamente los colmillos, ella asustada inmediantamente se mete al cuarto. https://es.wikipedia.org/wiki/Trocadero


Pasan los minutos, escucha auillidos y quejidos de perros, así como que tocan insistentemente su puerta. Al mismo tiempo escucha chasquidos de botellas que se quiebran así como gritos y quejidos lastimeros. Pone su oido en las paredes y escucha movimientos de catres, como si en los otros cuartos estuvieran cachando freneticamente.


Se pone su jean y casaca, mete sus cosas a la cartera. Decidida a salir del cuarto para dirgirse a la puerta. A penas sale del cuarto, ve que abajo, habia un grupo de hombres reunidos, sentados en la banca, jugando a las cartas, los iluminaba una luz tenue y rojiza.


Ella baja rapidamente las escaleras para hablarles pero se detiene llena de horror, estos hombres tenian cola y cuernos. Sube raudamente a su cuarto, se mete a su cuarto, le echa cerrojo. Se tapa con las sábana, temblando de miedo.


Al dia siguiente es encontrada con los ojos desorbitados y balbuceando incoherencias, es llevada de emergencia al hospital más cercano.


Posteriormente es derivada a un nosocomio psiquiatrico, donde entre sollozos le conto este relato a una amiga puta que actualmente trabaja en el Troca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario